Inicio / Actividades / 2010 / Viaje a Ávila (Visita de Ganaderías)
Viaje a Ávila (Visita de Ganaderías)

Viaje a Ávila (Visita de Ganaderías)

Un año más nuestra peña organizó el viaje anual. Este año nos decidimos como en años anteriores en la visita a varias ganaderías y de una ciudad de España. Esta vez tocaba conocer la zona ganadera de la Sierra de Madrid y en concreto una de sus ganaderías principales: Baltasar Ibán, para posteriormente pasar la noche y visitar la ciudad amurallada de Ávila.

A las 9 de la mañana del sábado (esta vez sin madrugar tanto) salió un autobús con una treintena de socios hacía el Escorial, allí nos esperaba Guillermo (“el torerillo del Escorial”) que nos haría de guía durante toda la jornada. Nos dirigimos a la finca Weligton donde pastan los toros de encaste Contreras de Baltasar Ibán.

Nos recibió el mayoral Domingo, y tras los pertinentes saludos y visita a las instalaciones preparamos el almuerzo campero, a base de panes preñados y embutido, todo bien regado por cerveza fresquita y buen vino, mientras los vaqueros terminan de echar de comer a los toros. El primer grupo, integrado por los mayores de la peña, subieron al remolque para ver los toros de saca de este año y sobre todo la corrida que tenía preparada para Madrid en la feria de San Isidro.

Mientras tanto el resto nos quedamos con Domingo charlando sobre lo que más no gusta; nos explico y nos enseño las nuevas fundas, el manejo y la selección en su ganadería, anécdotas, etc. Destacar en esta amena charla a Emilio y sus conocimientos taurinos adquiridos por la lectura de todos los tomos del Cossio (¡no afirmes!).

Tras la llegada del primer grupo encantados con la visita, el resto nos dirigimos con Domingo en el remolque a ver los toros de saca. El mayoral nos iba indicando para que corrida estaba reseñado cada toro (tenía varias corridas para Francia donde tiene buen cartel esta ganadería) y sobre todo los 6 toros reseñados para Madrid que sobresalen del resto (esperemos que embistan el 20 de Mayo).

Una vez finalizada la visita, tras la pertinente foto de familia y obsequios a los mayorales y vaqueros, nos dirigimos a Galapagar donde Guillermo nos había preparado un restaurante para comer.

Durante la comida, Guillermo y Jaime (recortador y dueño del restaurante) nos prepararon para por la tarde una visita a la ganadería de Hnos. Perez Villena  en Robledo de Chavela que se encontraban de herradero.

A la llegada a la finca, el ganadero Ismael Perez nos recibió ante la impresionante estatuta de bronce de un toro y que mientras preparaba a la gente para que nos enseñara los animales que visitáramos todas las instalaciones como si fuera nuestra casa. Visitamos unas lujosas instalaciones, con una cuadra impresionante de caballos, una colección de coches de época… (a todo lujo de detalle).

Hasta 10 todoterrenos nos prepararon para ver las vacas de vientre y los novillos, esta ganadería lidia todo en novilladas y algún año ha lidiado en las Ventas de Madrid.

Después de la visita, nos invitaron a la fiesta del herradero, accediendo a un impresionante bodega y salones donde había más de 200 invitados, con un grupo flamenco en directo. Los salones estaban adornados cuidadosamente, a todo detalle, con motivos taurinos y se comunicaba con otra de las joyas de la finca: una plaza de tientas cubierta con su correspondiente palco adornado con trofeos y fotografías taurinas. Y ante la insistencia del ganaderos y sus hijos nos tomamos una copa y nos unimos a la fiesta. Desde aquí agradecer el trato recibido en esta finca porque se volcaron con nosotros. Gracias.

A última hora de la tarde llegamos a nuestro hotel en Ávila, para darnos una ducha y salir a conocer la noche avileña que a más de uno se le hizo corta.

El domingo, y como todo no van a ser toros y copas, tocaba visita cultural por Ávila: la catedral, y el recorrido de la muralla que fue un poco largo para alguno. Así que nos toco recuperarnos de la caminata tomando el vermouth en uno de los bares típicos de Ávila y que casualidad que pertencia al mejor cortador de jamón del mundo. Estuvimos charlando amigablemente con él de sus experiencias (ha estado con Obama, tiene contrato con McClaren, ahora se iba a Singapur …) y al final nos hizo una demostración.

Ya por la tarde regresamos a Yunquera, cansados pero con la sensación de que habíamos disfrutado un año más de un viaje interesante.

Scroll To Top